jueves, 15 de octubre de 2009

Enfermedad Vascular Cerebral

Enfermedad Vascular Cerebral (EVC)


La enfermedad vascular cerebral (EVC) es aquella que afecta el suministro de sangre al cerebro. La EVC, o embolia, puede afectar los sentidos, el habla, el procesamiento de ideas y la memoria, el comportamiento, o causar parálisis, coma o la muerte.


Causas


La EVC ocurre cuando una arteria cerebral es obstruida por un coágulo de sangre, para el suministro de oxígeno hacia el cerebro. Sin oxígeno, los tejidos cerebrales mueren en pocos minutos. Como resultado, dejan de funcionar correctamente las partes del cuerpo que están bajo el control de estas células.
La presión alta y la aterosclerosis (acumulación de grasa en las arterias) aumentan los riesgos de que se produzca una EVC.


Signos y Síntomas


Los principales síntomas que acontecen durante un cuadro embólico son:


  • Debilidad súbita o adormecimiento de la cara, la mano y la pierna, generalmente de un solo lado del cuerpo.

  • Pérdida del habla y dificultad para hablar o entender

  • Pérdida de visión en un ojo

  • Mareos inexplicables, falta de equilibrio o caídas

  • Dolores de cabezas agudos y súbitos

Diagnóstico


Cuando el paciente llega al consultorio médico con los síntomas que acabamos de mencionar, podemos considerar que es una persona que posiblemente esté una enfermedad vascular cerebral. Sin embargo, la tecnología moderna nos permite confirmar el diagnóstico por medio de los siguientes estudios:



  • Tomografía craneal computada

  • Resonancia magnética

  • Ultrasonido Doppler de las arterias carótidas en el cuello

  • Ultrasonido Doppler Trascraneal

Con estos estudios los especialistas podemos dar un diagnóstico más exacto, para así actuar de la mejor forma y a tiempo.


Factores de riesgos


Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de tener esta enfermedad son el padecer diabetes mellitus, hipertensión arterial y ateroesclerosis, aunque también influyen otros aspectos como el tabaquismo.


Tratamiento


Los tratamientos son administrados en la fase aguda en un hospital. En éste, se le suministrará al enfermo medicamentos y, posiblemente, se le apliquen medidas quirúrgicas.

Los medicamentos impiden la formación de nuevos coágulos o el aumento de tamaño de los que ya existen.
Con cirugía se extirpan los residuos de grasa (aterosclerosis) que reducen el flujo sanguíneo.

El éxito del tratamiento depende de:
La magnitud del daño que haya producido la EVC
La destreza del equipo de rehabilitación
El estado de ánimo del paciente
El apoyo que reciba de familiares y amigos


Prevención


El mejor tratamiento de cualquier enfermedad es la prevención. En el caso de la enfermedad cerebral vascular, la prevención de la misma se basa en el manejo apropiado de los factores de riesgo. Por ejemplo:



  • El paciente que es hipertenso debe controlar su presión arterial diariamente, tomar los medicamentos prescritos, acudir regularmente con el cardiólogo o médico internista en caso de que se eleve más de lo normal. El hipertenso debe ser una persona muy cuidadosa consigo misma, para así lograr una mejor calidad de vida a pesar de tener el padecimiento.
    El diabético debe equilibrar sus niveles de azúcar en la sangre, cuidar sus hábitos alimenticios, tomar sus medicamentos y al igual que el hipertenso, ser cauteloso para su propio cuidado. Las personas hipertensas o diabéticas son más susceptibles a padecer la enfermedad cerebral vascular, pero con un buen tratamiento médico se pueden prevenir futuras complicaciones.

  • La persona que fuma debe evitar por completo ese mal hábito debido a que la nicotina no tan sólo produce cáncer, sino también un daño directo a las paredes arteriales mediante la formación de trombos más grandes, más fáciles de fragmentarse y más difusos en el organismo que otro tipo de enfermedades como las dependientes del colesterol.

  • La obesidad también es un factor de riesgo de cuidado. El control de la obesidad trae consecuentemente una mejor forma de vida en todos los sentidos, hasta el estético.

Imaginemos la suma de estos factores en un solo individuo. Con todo y ello, la prevención existe y puede evitar un ataque cerebral.A las personas que no tienen ningún factor de riesgo como lo anteriores, pero que sufren de dolores de cabeza, lo mejor es acudir con el médico para una revisión general, con el fin de prevenir este tipo enfermedades.


La enfermedad vascular cerebral es una causa frecuente de incapacidad y muerte, su prevención es la mejor alternativa para mantener nuestra calidad de vida y la de nuestra familia.

Referencias de Red

http://www.erasalud.com/enfermedades/general/e/enfevasc.php
http://www.salud.com/enfermedades/enfermedad_vascular_cerebral.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada